POR QUÉ UTILIZAR NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR

¿QUÉ ES LA NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR?

La terapia ortomolecular es la parte de la medicina dedicada a la rehabilitación celular en base a micronutrientes. Su objetivo es el restablecimiento del equilibrio químico del organismo. Este objetivo se consigue a través del uso de sustancias y elementos naturales, como vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoácidos, ácidos grasos esenciales probióticos y coenzimas, los cuales van a permitir un reequilibrio bioquímico, neutralizando efectos tóxicos y mejorando la calidad de vida.

DISMINUCIÓN DE MICRONUTRIENTES Y DÉFICIT NUTRICIONAL

La excesiva industrialización ha provocado, en las últimas décadas, un importante empobrecimiento de los suelos cultivables y por lo tanto, una disminución en los niveles de los nutrientes de los alimentos, cuya consecuencia en la población se evidencia en deficiencias nutricionales y diversas alteraciones de la salud.

Al empobrecimiento de los suelos y disminución de los nutrientes, se debe sumar el exceso de refinamiento de los alimentos, la contaminación del suelo (la lluvia ácida, por ejemplo, que dificulta la absorción del selenio), la contaminación del agua (con aumento de nitratos, aluminio y plomo), el excesivo consumo de grasas saturadas en la dieta (carne, mantequilla, margarina), la contaminación aérea (pesticidas, plaguicidas, dioxinas)… son una suma de factores que están dañando seriamente la salud de la población mundial.  Observemos en detalle el contexto de esta delicada situación.

POBREZA NUTRICIONAL DE VEGETALES Y FRUTAS

Los niveles de calcio, hierro, riboflavina, vitamina C, potasio y proteínas en vegetales y frutas se encuentran en disminución desde hace sesenta y cinco años y existen otros nutrientes que han comenzado a disminuir como la luteína y lazeaxantina, sustancias que protegen la mácula lútea ocular, la visión y evitan la progresión de cataratas.

REDUCTORES DE NUTRIENTES

Existe una serie de contaminantes de uso habitual que disminuyen ciertos nutrientes tanto en el suelo como en el organismo humano, estos son:

-         la gasolina                                                                                                                                                    

-         el óxido y monóxido de carbono (transporte, plantas de combustión, etc)                                                

-         el etanol (alcohol)                                                                                                                                            

-         los pesticidas                                                                                                                                                      

-         las nitrosaminas (humo de tabaco, látex, conservantes, etc.)                                                                

-         y los metales pesados (mercurio, plomo, cadmio, níquel, zinc, etc.)

Todos ellos disminuyen la vitamina C.

 

Otros contaminantes son: 

-         El ozono

-         el óxido nitroso                                                                                                                                              

-         los metales pesados                                                                                                                                      

-         y las nitrosaminas

Estos disminuyen la vitamina E.

Además:

-         Los pesticidas                                                                                                                                                        

-         órganos fosforados (insecticidas, ablandadores de plástico, plaguicidas, etc.)                                        

-         y los óxidos nitrosos (transporte, fábricas, actividades agrícolas y ganaderas)

Que disminuyen la vitamina A.

Un sobre cultivo, el empobrecimiento del suelo y los productos refinados disminuyen el cromo en las verduras. La disminución del cromo debilita la función de la insulina, que ayuda al metabolismo de los hidratos de carbono y de las grasas.

LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

La contaminación atmosférica está disminuyendo minerales (selenio) y vitaminas de la composición nutricional de los vegetales. Los alimentos dados a los animales tanto rumiantes, como aviares y peces, son ricos en hormonas, grasas y restos oxidados, sustancias que son altamente tóxicas para el ser humano, y que favorecen la oxidación de su ADN celular.

EMPOBRECIMIENTO DEL SUELO

Diversos estudios han constatado la existencia de déficit de selenio en la mayoría de suelos de cultivo donde hace años todavía existía éste mineral. El zinc es otro oligoelemento deficitario en muchos suelos. Se ha estudiado que los suelos pobres en minerales, como el magnesio (tan importante en funciones vitales) y selenio, ponen en riesgo a sus habitantes de isquemias cardíacas, contrariamente a un suelo rico en selenio, que impide el riesgo de mortalidad por infarto y de incidencia de cáncer. En suelos pobres en selenio existe un aumento de enfermedades de cáncer en recto, colon, pulmones, próstata, esófago, cérvix y pecho. El cromo disponible en los alimentos ha disminuido notoriamente también debido al empobrecimiento del suelo. De este modo vemos la cadena evidente que existe entre: suelo- nutrientes- carencias- medio ambiente- y riesgos- de enfermedades.

ALIMENTOS INDUSTRIALIZADOS

La refrigeración, el almacenaje y el enlatado de los alimentos, promueven así mismo pérdida de vitaminas. Los productos envasados pierden alrededor de 50% a 100% de la vitamina A durante la esterilización. La esterilización y almacenaje provocan una disminución del 25% de tiamina y niacina, y una pérdida de un 50% de ácido pantoténico.

REFRIGERACIÓN Y ALMACENAJE DE ALIMENTOS

En un estudio sobre sopas de vegetales y carnes como ternera y pescado, se observó una disminución de las vitaminas del complejo B y ausencia total después de cocinarlos, ninguno de ellos contenía nada de ácido fólico después de la cocción.

El almacenaje de las coles de Bruselas produce una pérdida de vitamina C entre un 17 y 27% respecto a las coles recién cogidas, a los 6 meses hay una disminución de vitamina C que puede llegar al 32%, y si se cuecen o congelan disminuye hasta un 39%, y al final, cuando llega al consumidor o cliente, contiene un 33 a 48% menos de vitamina C.

El almacenaje altera la cantidad de muchos nutrientes, se sabe que la leche humana a las dos horas de almacenada ya ha perdido del 73 al 79% de glutatión. El glutatión es un tripéptido y un poderoso antioxidante que combate el daño celular oxidativo, mejora el sistema inmunológico, favorece la desintoxicación celular, el transporte de aminoácidos, la síntesis de proteínas, el ATP (producción de energía) la activación de enzimas, etc.

LA COCCIÓN DE LOS ALIMENTOS

La cocción inicia el proceso de destrucción llamado reacción de Maillard, que altera el perfil químico de la comida, especialmente de los productos lácteos. Cuando inicialmente la leche y derivados lácteos son calentados, los niveles del aminoácido lisina se alteran, y después durante la reacción de Maillard, la metionina y el triptófano son reducidos junto con las vitaminas B1, B6 y B12 y el zinc. La cocción también tiene otros procesos destructivos, por ejemplo transforma la forma trans - caroteno a isómeros cis, produciendo una disminución de la actividad de la vitamina A. La tiamina contenida en la carne cocinada puede llegar a ser 50 - 60% más baja que en la carne cruda, y la disminución se acentúa en el arroz y vegetales.

LA IRRADIACIÓN DE LOS ALIMENTOS

La irradiación de la comida produce disminución de antioxidantes y vitaminas como la C, destruyendo las vitaminas liposolubles A, E, y K. El consumo de alimentos irradiados provoca alteraciones cromosómicas, con alteraciones en los riñones y capilares.

LA MODIFICACIÓN GENÉTICA

Alimentos modificados genéticamente provocan disminución de peso del intestino, riñones, hígado, pulmones, cerebro y páncreas, reducción de la inmunidad y aumento de infecciones intestinales.

LA COMPLEMENTACIÓN INDIVIDUAL

Las variaciones de la calidad nutricional de los alimentos y las variaciones de las necesidades individuales justifican plenamente la complementación individual a nivel ortomolecular. Ciertos estados fisiológicos además, necesitan un sobre aporte de vitaminas, por ejemplo, el embarazo, estado que se debe suplementar con ácido fólico, zinc, omega 3 y vitamina C.

DEFICIENCIAS DE VITAMINAS

La deficiencia de vitaminas durante el embarazo puede provocar:

- Anomalías en el feto (ácido fólico).                                                                                                          

- Aumento de susceptibilidad a infecciones (vitamina A, zinc, hierro).                                                      

- Cambio en tejidos, alteración y degeneración (omega 3, zinc).                                                          

- Disminución de producción de leche materna (zinc).                                                                                      

- Respuesta alterada a constituyentes dietéticos.                                                                                            

- Retraso en el crecimiento (zinc, hierro, vitamina A).                                                                                      

- Trastornos intelectuales (hierro, omega 3, yodo).

 

HIPERNUTRICIÓN EN LOS PAÍSES DESARROLLADOS

La hipernutrición, que va en aumento en los países desarrollados, favorece la obesidad, tanto en niños como en adultos, además de la oxidación.

FRENTE A ESTE SOMBRÍO Y NEGATIVO CUADRO DE:

-         empobrecimiento y contaminación del suelo                                                                                          

-         contaminación del agua                                                                                                                                   

-         contaminación atmosférica                                                                                                                         

-         disminución de los nutrientes (desvitalización de los alimentos)                                                          

-         refinamiento de los alimentos (alimentos industrializados)                                                                        

-         modificación genética de alimentos (generalmente no rotulados)                                                      

-         excesivo consumo de grasas saturadas y trans en la dieta                                                                                

-         deficiencias nutricionales por alimentos desvitalizados                                                                    

-         aumento de “enfermedades,” variaciones de las necesidades individuales                                    

-         desnutrición (obesos - desnutridos), obesidad…

Junto a esta lista es necesario sumar el exceso de estrés, los tóxicos y los perjudiciales efectos secundarios de los medicamentos, como la suma total de las causas de las deficiencias nutricionales.

MEDICAMENTOS Y DEFICIENCIA NUTRICIONALES

Medicamentos tales como antibióticos antivirales, drogas antiinflamatorias, quimioterapia, broncodilatadores, anticoagulantes, hipoglucemiantes, anticonceptivos, anticonvulsionantes, drogas antiulcerosas, antiácidos, hipocolesterolemiantes, diuréticos, hipotensores, aspirina, drogas psiquiátricas, hierro sintético, y terapia hormonal sustitutoria, provocan deficiencias nutricionales y otros problemas de salud, pues pueden producir una depleción y carencia de nutrientes vitales,  inhibir la absorción de nutrientes, la síntesis, el transporte, el almacenaje, el metabolismo y la secreción.

FRENTE A ESTA SITUACIÓN SURGE LA NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR

La nutrición ortomolecular es la parte de la medicina integrativa dedicada a la rehabilitación celular o , dicho de otra forma, al restablecimiento del equilibrio químico del organismo. Dando la molécula adecuada en el momento justo, regulamos las alteraciones bioquímicas que aparecen en el organismo, permitiendo no solo tratar sino prevenir la manifestación primero de trastornos funcionales y por agotamiento orgánico tisular de enfermedades.

La Nutrición Ortomolecular como terapia de nutrición celular es eficaz para eliminar la:

-       carga tóxica del organismo por químicos                                                                                                  

-       saturación de la matriz extracelular por tóxicos                                                                                      

-       intoxicación del líquido intracelular (LIC)                                                                                                    

-       suplir las deficiencias nutricionales de las células